08 enero, 2006

'CONVERSACIONES CON UN MASÓN'

JULIO CÉSAR IZQUIERDO AUTOR DEL LIBRO 'CONVERSACIONES CON UN MASÓN'
«Un masón debe ser creyente, libre y de buenas costumbres»
El escritor y periodista palentino Julio César Izquierdo publica un libro en el que, a través de una conversación con un masón, da claves para entender la sociedad secreta
R. S. R./PALENCIA

Ha cambiado de registro literario, muy lejos de sus trabajos sobre el turismo y el ámbito rural. El escritor y periodista palentino Julio César Izquierdo Pascua acaba de publicar un nuevo libro, el sexto en su carrera, en el que, a través de varias conversaciones con un masón da claves para entender a la sociedad secreta.

-¿De dónde le viene ese interés por la masonería?

-Siempre me han gustado todas las cuestiones que tienen que ver con objetos volantes no identificados o con el más allá, como inspiración para escribir historietas, pero luego el tema de la masonería, de los templarios, todo eso que suena en principio, cuando no se conoce muy bien, a sociedades secretas, a todos los que nos dedicamos al periodismo siempre nos interesa. Cuando empiezas a ver que se ponen muy de moda, con libros como El Código da Vinci, Ángeles y Demonios o la Cena Secreta, me planteé algún día escribir algo de esto. Tuve la oportunidad de descubrir por casualidad a gente que pertenece a la masonería, se lo planteé al editor y le pareció una idea interesante.

-¿Se ve a los masones desde un punto de vista peyorativo, utilizando conceptos sectarios?

-Las cosas aquí están cambiando, se han cumplido 25 años de la masonería, son legales desde que tenemos la Constitución y se han dado de alta como asociación, lo que pasa que en España, con aquello de la conspiración judeo-masónico, han estado más ocultos. En otros países, ser masón es signo de distinción.

-¿Me podría presentar a muchos en Palencia?

-Haberlos, haylos. Hay una logia que se llama Paz y Conocimiento, y con un masón de esa logia es con el que he conversado. Para crear una logia hacen falta siete personas, porque es un número especial, pero no sé cuántos la forman. Ellos no hacen proselitismo, no hacen captación, sí quieres ingresar en la masonería te pones en contacto con alguien que intuyas que lo es y después él se pondrá en contacto contigo, llega un proceso que se llama aplomar para ver si eres quien dices y ser y tienes las intenciones que dices tener. Si buscas fama, dinero y prestigio social, te dicen que no entres. También que cualquier persona puede ser masón, aunque la gente piense que todos son de profesiones liberales. No hay más de 3.000 en España.

-Entonces, ¿no son elitistas?

-Ellos dicen que no. A mí me han parecido humanistas, personas cultas, correctas y preparadas.

-¿Qué es realmente un masón y qué persigue?

-Una persona con una preocupación por mejorar como persona y también el entorno que lo rodea. Tengo la sensación de que ellos conocen algo que los demás no sabemos, algo especial, tienen un conocimiento, una sabiduría que los demás no conocemos.

-¿Qué requisitos debe cumplir una persona para ser masón?

-Ser creyente, libre y de buenas costumbres.

-¿Dónde suelen reunirse?

-Se reúnen en espacios físicos habilitados como templos o los pueden improvisar en cualquier casa, en cualquier hotel o castillo, donde llevan todo su material simbólico para recrear el templo, son templos ajedrezados donde cada uno ocupa un lugar y lo que crecrean es el templo de Salomón, porque para ellos es el templo perfecto, porque es el templo inacabado y para ellos es más importante el camino que la meta.

-¿Y qué hacen en ellas?

-En sus reuniones o tenidas construyen un círculo, la forma más perfeccionada de la geometría, concretamente en tres momentos de la misma: se adentran en los templos siguiendo circularmente el sentido de la luz, de occidente a oriente; en un segundo momento se quitan los guantes y entrelazan sus manos formando un círculo que denominan la cadena de unión, que pretende simbolizar la fraternidad universal que buscamos conseguir; finalmente, cuando se marchan circulan en sentido contrario, de oriente a occidente. Hay una costumbre muy hermosa y a la vez muy romántica que se practica el día de la iniciación masónica. Consiste en entregar al iniciado, a través del venerable maestro, otro par de guantes blancos y una rosa para su pareja. La pareja deberá conservar estos guantes y velar por su pureza, y a cambio de esta misión se le entrega una rosa, símbolo inequívoco, a pesar de su ausencia, de su unión con una logia.

-¿Hasta dónde llega sus influencias en las altas esferas?

-A título particular, llegarán a donde puedan, pero en sus reuniones no hablan, y lo recalcan, ni de política ni de religión.

-¿Se sorprendería la gente de la cantidad de famosos masones?

-Sí, hay una relación de nombres de lo más granado de la historia en las ciencias y las artes que son masones, presidentes norteamericanos incluidos, que juran sobre la biblia de los masones.

-¿A usted le han ganado para su causa?

-Quiero saber más cosas, pero de momento no estoy en el rollo. Dentro perdería objetividad para seguir escribiendo.


http://www.nortecastilla.es/pg060108/
prensa/noticias/Palencia/200601/
08/VAL-PAL-045.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home