21 febrero, 2007

Masones reclaman Estado laico y anulación del Concordato

Los masones dominicanos propusieron que la reforma constitucional que debatirá y decidirá la Asamblea Nacional a partir del próximo 27 de febrero debe incluir el establecimiento en nuestro país de un Estado laico, totalmente independiente de toda influencia religiosa, para garantizar ante el Estado la absoluta igualdad de todos sus ciudadanos que profesan diversas creencias. De esta manera, el Estado dominicano, que por principio nos pertenece a todos por igual, no tendría ingerencia o preferencia alguna en un campo en el que prima el derecho de conciencia y de cultos, cuya libertad ya está consagrada en nuestra Constitución.

Estos criterios fueron remitidos el lunes por la Gran Logia de la República Dominicana al Presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, en una propuesta de reforma a la Constitución para ser debatida por la Asamblea Nacional.

"El papel del Estado se limitaría a guardar y a respetar el derecho a la libertad de conciencia y de cultos de todos y cada uno de los ciudadanos, sin distinciones, preferencias o privilegio alguno" dijo Felipe de Castro Pérez, Gran Maestro de la Gran Logia, quien agregó que ese principio legal está ya firmemente establecido en países del mundo con los mayores índices de desarrollo social y político y en los que el Estado nacional carece de una religión propia y no puede favorecer a ninguna en forma particular. Recíprocamente, las religiones a su vez, no deben inmiscuirse en asuntos del Estado, según el criterio de los masones.

La Masonería dominicana, que se define como heredera del pensamiento democrático y liberal del ilustre masón Juan Pablo Duarte, fundador de la República, señala que a partir de la firma del Concordato de 1954 entre el Estado Dominicano, que es democrático, y el Estado Vaticano, que es teocrático, el derecho a la libertad de conciencia y de cultos de un segmento importante de la población dominicana ha sido vulnerado por esa alianza Estado-Iglesia que desde entonces existe entre nosotros. "El Concordato ata al Estado Dominicano, que es de todos, a una fe y a una religión particular y privada, que debería ser un asunto personal y sujeto a la libertad de conciencia de cada ciudadano" según los masones.

De Castro destacó que la Masonería Universal moderna, desde sus inicios en Inglaterra en 1717, adoptó como lema la Libertad, Igualdad y Fraternidad que luego fuera utilizado por el movimiento revolucionario francés. "El pueblo dominicano ha madurado lo suficiente para que las diversas creencias gocen de igualdad de tratamiento oficial y esto puede lograrse estableciéndose claramente en nuestra constitución que el Estado es laico", dijo el Gran Maestro de la Gran Logia.



Fuente:
http://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=48367

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home