15 noviembre, 2009

“No soy millonario ni me siento poderoso”

El administrador del TSJE sostiene que solamente practican la solidaridad

El doctor Carlos Quiñónez, administrador del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), quien fue electo el domingo pasado serenísimo gran maestro de la Gran Logia Simbólica del Paraguay, asumirá el cargo en marzo del 2010. En esta entrevista intenta echar luz sobre esta fraternidad muchas veces incomprendida, pero lista para seguir ofreciendo a la sociedad paraguaya “actos dignos”. Señaló que a la masonería nadie ingresa, sino te escoge; y que no hablan de política ni religión, solo practican la solidaridad.

-¿La crisis de valores en la sociedad afecta a la orden?
-No podemos ser inmunes. También tuvimos nuestro quiebre. Hace cuatro años, luego de una discrepancia por una cuestión electoral, los hermanos que perdían el poder de la gran maestría se retiraron y fueron a formar otra gran logia. El deseo de este gran maestro electo es que ellos vuelvan.

-¿Qué proyectos planea llevar adelante durante su mandato?
-Existen desafíos muy grandes. Entre ellos, la creación de la primera Universidad Masónica del Paraguay, donde masones y no masones puedan estudiar. Es un servicio que la masonería va a incorporar a la sociedad.

-¿Alguna vez se “propuso” ayudar a un hermano a acceder a altos cargos en el Gobierno o en la Justicia?
-No, porque ese proyecto es político y en las logias no está permitido por tradición hablar ni de política ni de religión.

-Ser masón es sinónimo de poder y algunos opinan que esa condición es utilizada para obtener beneficios propios, ya sea en la Justicia o dentro de la política. ¿Qué opina?
-Es absurdo decir eso. Muchos aseguran que para ser masón se tiene que ser millonario, con una ilustradísima personalidad. No soy millonario ni me siento poderoso. La gente no comprende que nosotros practicamos de lleno la solidaridad.

-¿Cree que la masonería del siglo 21 en Paraguay debe abrirse a la sociedad, para desechar el morbo y el recelo que siempre están presentes?
-Al planificar la creación de la Universidad Masónica implica que estamos queriendo llegar a la sociedad y demostrar realmente que lo que nosotros buscamos son actos dignos.

-¿Cómo se llega a ser un masón?
-En la masonería nadie ingresa, si es que la masonería no te escoge. Porque la masonería elige a sus miembros.

-¿Por qué un masón es discreto y no quiere ser identificado como perteneciente a una determinada logia?
-Por los cucos que existen en la sociedad. Por ejemplo, se dice que los masones no podemos comulgar en nuestra religión; sin embargo, yo soy católico. La masonería incorpora a los individuos de todas las religiones y partidos políticos, pero dentro de la masonería nunca no se habla ni de política ni de religión.

-¿Cómo financian sus gastos?
-Con el aporte solidario de todos los miembros. En mi taller pagamos 35 mil guaraníes mensuales para el sostenimiento de la logia.

-¿Qué piensa sobre la proliferación de logias de un tiempo a esta parte, existen impostores?
-Algunos engañan a la sociedad, utilizando la membresía de la orden. Son gente irresponsable que podrían incluso ser culpable del delito de estafa, pero no está en nuestras manos denunciar, sino en las manos de los afectados directos.

-¿La Gran Logia Simbólica del Paraguay es conservadora o está cada vez más abierta a la sociedad paraguaya?
-La masonería en sí siempre es muy conservadora y pienso que seguiremos así. Hay cucos y tabúes porque aquel individuo que no se ha iniciado en los misterios de la masonería nunca va a entendernos.

-¿Se sienten satanizados?
-(Risas) Algunos creen que nosotros practicamos ritos hasta satánicos y no es así. Es una institución tan igual como lo que se tiene en el mundo profano como nosotros decimos. Solo que nosotros somos muy cerrados, no permitimos que alguien que no sea de la orden participe de los trabajos logiales.

-¿Qué objetivos tienen sus ritos?
-El rito escocés antiguo y aceptado es el rito que nosotros practicamos. Su fin es idéntico a los demás ritos que es la libertad, la igualdad y la fraternidad. Lo que busca la masonería es el perfeccionamiento del hombre en toda su dimensión.

-La solidaridad malentendida es peligrosa, ¿no?
-Claro. La práctica de la fraternidad significa ser solidario con el hermano y bueno eso no implica delinquir con el hermano. Si la masonería trata de producir hombres justos y honestos, y en cambio nosotros estamos acompañando actos delictivos entonces estamos violando los principios de la orden.

-¿En qué consiste el acto de iniciación?
-Es como el bautismo de la persona que entra a la orden y está a cargo de cada jefe de la logia. Es una ceremonia sencilla pero muy significativa, porque es el momento de encontrar el misterio de la masonería.

Fuente:
http://www.lanacion.com.py/noticias-277897-2009-11-15.htm

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home