06 octubre, 2005

El presidente Vicente Fox se llena la boca con decir, en incansables comerciales --tipo agresión psicológica propia del lavado de cerebro--, y proclamar sus acciones de vivienda, que vienen a ser el ridículo, con el tipo de palomares que con sus programas ha proporcionado, las cuales, por un lado han enriquecido a los desarrolladores y, por el otro, hacina a la gente en nichos que vienen a ser burla en cualquier otro país, comparativamente.

Se llena la boca diciendo que "antes querían que la gente estuviera en la ignorancia", pero que ahora con su programa "Oportunidades", la población puede acceder a la educación, cuando los que lucharon por la Independencia, los luchadores de la Reforma, los revolucionarios, los Constituyentes, y todos los hombres que algo han legado a este país, se cansaron de proclamar que es el conocimiento de los derechos y su ejercicio, lo que hace libres e independientes a los hombres, y genera el progreso económico y el bienestar social.

De nada sirve retacar las mentes con informaciones, con datos y más datos a través de "Enciclomedia", cuando estas vienen a sustituir la sencillez del conocimiento de los derechos, que es el fundamento de la libertad para aprehender todo lo que produce la libertad y el progreso de las personas, de sus familias, de sus comunidades y de la nación.

¡Qué burla tan grotesca la de venir a decir que las acciones del presidente Fox están acabando con la ignorancia!

Pudiendo utilizar el tiempo aire en medios para promover el conocimiento y el ejercicio de los derechos, lo ha utilizado hasta la ignominia para promover su enferma megalomanía de culto de su persona.

Está por demás continuar explicando esto, que ante la necedad, pues no queda menos que la risa ante el absurdo o el asombro ante el ridículo de lo increíble, donde millones de mexicanos cada día amanecen y se preguntan cómo es que vinieron a tener un gobierno como este...

Triste oficio parece el que las probabilidades señalan para Felipe Calderon, quien siendo un buen hombre, bien intencionado, tendrá, en caso de resultar candidato del PAN a la Presidencia de México: cargar con todos lo pecados del gobierno del presidente Fox.

No se oculta a la población lo que ha pasado con las dos elecciones internas panistas, donde quienes fueron a votar, votaron en contra de todo lo que huele a Fox.

Esas acciones revelan una muestra del sentir de todo el pueblo, que espera el momento de acudir a las urnas para votar en contra de todo lo que significa el foxismo y por eso, el hombre que resulte abanderado del PAN --y todas las probabilidades apuntan hacia Felipe Calderón—le están reservando, en corto, ni más ni menos que el papel de cargador de todo aquello que significa para la gente, el gobierno panista de Fox.

¡Como quisiéramos equivocarnos!, pero es una realidad que solamente los ciegos no alcanzan a ver o si dicen que ven, pero que expresan algo distinto de esto, que es la realidad de toda la gente, pues simplemente ofenden al noble oficio del ojo humano...

Cuando Juárez fundó su rito masónico de 9 grados, pues bien previó qué, como en todas partes y en cualquier tipo de organización o asociación de hombres, habría gente que podría ser considerada como ejemplo a seguir, e igualmente otros, que serían zánganos depredadores de sus semejantes, y que vendrían a utilizar a la masonería para satisfacer sus caprichos y ambiciones personales.

Es el caso de que si el mismo Juárez de pronto apareciera en medio de una tenida masónica del rito escocés o de cualquier rito de los que se practican en México, sería perseguido por esos flamantes caballeros “Kadosch” renegados del huarache y del guaje, --exaltando, por supuesto a quienes honrosamente portan ese calzado y llevan así el agua-- porque, como decía George Orwell en “The Animal Farm”, siendo unos más iguales que otros, no alcanzarían a reconocer al benemérito, cegados por sus ambiciones y caprichos.

Y esto lo decimos porque hay algunos que se ostentan como “hijos de la viuda” –así se llaman los masones entre sí, ya que en la leyenda fundamental que estudian en los tres primeros grados masónicos, unos malos constructores del Templo de Salomón asesinaron al maestro de la obra, llamado Hiram, y por tanto se quedaron sin padre— que por haberse agenciado títulos de maestros e incluso de venerables –así se dice del que dirige una logia masónica—andan utilizando a la masonería para traficar influencias y obligar a algunos funcionarios de gobierno –en el Estado de México-- a favorecerlos para violar los derechos de las personas, cuanto y más con ello se agenciarán jugosas cantidades de dinero.

Simplemente creemos que, masones o no, los que andan violando la ley o haciendo estas cosas, son simples delincuentes que deben ser procesados, tal y como cualquier delincuente.

Un título masónico no es un permiso para promover el no ejercicio de derechos, la difamación, para pisotear los derechos de otros, para apropiarse de lo que no les pertenece, para ejercer la coacción, la ilegalidad o para comportarse como la peor escoria de la humanidad.

Así tenemos evidencias que lo han hecho algunos que se ostentan como masones y al amparo de una logia, --y cobrar fuertes pecunios a sus crédulos iniciados-- pues andan cometiendo toda clase de tropelías en el sector laboral. Y no solo eso, andan entregando los legítimos derechos de trabajadores, a extranjeros, para quitarles lo que por muchos años lucharon para tener, presuntamente a cambio de dinero.

No dudamos que haya alguien que ponga orden y aplique la ley a esos tales...
timonfinanciero@ programador.com

http://www.excelsior.com.mx/index.php?ID=26872

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home