18 mayo, 2006

Recuento de una cinta esperada

El fenómeno que originó el libro "El Código Da Vinci" llegará a su clímax pasado mañana, día del estreno mundial. La película del director Ron Howard abrirá el Festival de Cannes. El autor de la novela que inspiró la cinta, Dan Brown, empezará a trabajar en su quinto libro, que promete generar una nueva polémica.

Madrid [DPA]. El estreno de la esperada versión cinematográfica de "El Código Da Vinci" será el clímax de un fenómeno nacido en marzo del 2003, cuando se publicó en Estados Unidos la novela de Dan Brown, un profesor de inglés desconocido, hijo de un matemático y una compositora de música sacra. Sus primeras novelas, "La fortaleza digital" y "La Conspiración", no se publicaron hasta que fue famoso.

Y eso ocurrió cuando publicó "Ángeles y demonios", que se convirtió en un 'best-seller' y en la que ya aparecía el profesor Robert Langdon como personaje.


El experto en simbología Langdon es el protagonista de "El Código Da Vinci", el cuarto trabajo de Brown, que fue el que lo lanzó al estrellato. "El Código Da Vinci" es hasta el momento uno de los mayores 'best-seller' del siglo: vendió más de 40 millones de ejemplares en todo el mundo.

En español no había ninguna editorial que quisiera publicarlo y por eso lo aceptó la pequeña editorial Umbriel, para la que significó un crecimiento inaudito.

Los críticos no vieron con buenos ojos esta novela, a la que consideraron carente de calidad literaria, aunque muchos reconocieron que como thriller de aventuras contiene los elementos necesarios.

"El Código Da Vinci" despertó las iras de la Iglesia Católica, en especial las de la organización Opus Dei, que en el libro aparece como un grupo tenebroso capaz de matar para evitar que salga a la luz un secreto guardado durante siglos: que Jesús no era divino sino humano, se casó con María Magdalena y tuvo una hija.

Según "El Código Da Vinci", los documentos que lo demuestran están desde hace dos mil años al cuidado de una sociedad secreta que está esperando el momento apropiado para darlos a conocer.

La indignación de la Iglesia, que considera absolutamente falsa toda esta historia, posiblemente fue la mejor campaña publicitaria para el libro y, ahora, para la película. Pero también historiadores y expertos en arte reaccionaron indignados por lo que consideran una tergiversación de los hechos o una interpretación errónea de los obras de Leonardo Da Vinci, en las que Brown coloca algunas de las claves de la historia. Incluso se publicaron varios libros para refutar las teorías de Brown. La mezcla de intriga policial, sociedades secretas, simbologías religiosas, códigos ocultos en espacios reales y la implicación de personajes de la historia tan conocidos y a la vez tan misteriosos como Leonardo Da Vinci o instituciones tan poderosas como el Vaticano sedujeron a millones de lectores. Además de haber convertido en millonario a Brown y a las editoriales que publicaron el libro, el éxito de "El Código Da Vinci" supuso que ganaran mucho dinero muchas otras personas, entre ellas del sector turismo y, claro, la industria del cine y de los videojuegos.

Incluso el Opus Dei sacó provecho de tanto revuelo. Nunca antes había recibido tantas visitas en su página web. Por no hablar de los escritores que demandaron a Brown por plagio, que vieron cómo el juicio disparaba las ventas de su propio libro, "The Holy Blood and the Holy Grail" (1982). Una vez ganados los juicios y superado el 'boom' de la película, Brown podrá concentrarse por fin en su quinto trabajo. Se dice que lleva por título provisional "The Solomon Key". Langdon será otra vez su protagonista y la historia estará ambientada en Estados Unidos. Y, probablemente, se centre en la logia masónica.

Fuente:
http://www.elcomercioperu.com.pe/ediciononline/cultura/html/2006-05-16/CulturaPortada0506765.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home