02 noviembre, 2005


César Vidal: «La masonería ha tenido históricamente mucho peso en el PSOE»

El escritor publica la novela «Los hijos de la luz», sobre asesinatos cometidos en una logia

Álex Rosal


Madrid- La editorial Plaza&Janés acaba de editar la última novela del escritor y periodista César Vidal, columnista de LA RAZÓN, que lleva por título «Los hijos de la luz», ganadora del prestigioso premio Ciudad de Torrevieja, dotada con la friolera de 360.000 euros. Vidal ya tiene en su haber más de cien libros escritos.
– Caballero Bonald, presidente del jurado del Premio Ciudad de Torrevieja dijo de su novela, «Los hijos de la luz», que era «detestable ideológicamente». ¿Cómo le sentó esta afirmación?
– Estoy agradecido a Caballero Bonald ya que fue muy elogioso con la calidad literaria de la novela. Hizo un verdadero panegírico del texto y alabó su estructura argumental, la tensión narrativa, la sintaxis, los tiempos... Por otro lado, como soy muy políticamente incorrecto es un elogio bonito que digan de uno que es ideológicamente detestable.
– ¿Su novela está basada en hechos reales?
– Sí, «Los hijos de la luz» se basa en hechos reales y se desarrolla a través de tres tramas principales que transcurren, primero, en la Baviera anterior a la Revolución Francesa; segundo, en París, donde aparecen descripciones rigurosas de la toma de la Bastilla en 1789, del genocidio de La Vendée o del terror, y, tercero, en la creación de los Iluminatti en Baviera. Por citar
un ejemplo significativo, puedo decir que he traducido del alemán
la carta de Espartaco, el dirigente de los Iluminatti, que aparece en la novela.

Intriga. – En «Los hijos de la luz» hay asesinatos en serie, logias, masones, jueces, investigadores, poder político... Pero, ¿cuál es la verdadera trama de su novela?
– De manera resumida es la investigación que llevan a cabo el detective Wilhelm Koch y su ayudante, Steiner, en la Baviera anterior a la Revolución Francesa, en torno al asesinato de un hombre y la implicación en él de diversos estamentos relacionados con las logias masónicas. Para ello se apoyará en los conocimientos de un erudito grafólogo, Lebendig, con el fin de que analice los extraños escritos que tienen del principal sospechoso, un sujeto que se esconde bajo el pseudónimo de Espartaco, el creador de los Illuminati. Años después, en 1793, es degollado un reo en la guillotina de una plaza de París, con un testigo de excepción.
– En su novela usted se muestra muy crítico con la masonería...
– Históricamente, la masonería ha sido muy dada a realizar experimentos de ingeniería social que han resultado nefastos para la sociedad y que han venido acompañados de verdaderos océanos de sangre. Sí, puedo decir que lo que se relata sobre la masonería en «Los hijos de la luz» tiene un sólido apoyo documental.

Componente anticristiano. – ¿Representa la masonería una amenaza real para la sociedad?
– Históricamente, el carácter secreto de la masonería ha propiciado la corrupción política como muy bien supo narrar, por ejemplo, Galdós. No es menos cierto su papel en procesos de subversión, de control de los medios de comunicación y de supresión de las libertades. Por otro lado, no puede olvidarse su marcado componente anticristiano que se pretende ocultar con referencias a la tolerancia, pero que se manifiesta, por ejemplo, en un feroz laicismo en el terreno de la educación. De nuevo, en «Los hijos de la luz» he referido hechos contrastables históricamente.
– ¿Tuvo la Revolución francesa una influencia masónica?
– Sin ningún género de dudas. A diferencia de la revolución inglesa o de la americana que estuvieron muy impregnados por el pensamiento de los puritanos, la francesa fue de influencia masónica. Eso explica su anticristianismo, su intento de acabar con libertades como la de enseñanza, su dominio de los medios como forma de manipulación social o su recurso al terror. Por cierto, el inventor de la guillotina también fue masón.
– ¿La masonería es incompatible con el cristianismo?
– Creo que es algo que se desprende de la lectura de «Los hijos de la luz». Recordemos que la primera condena espiritual de la masonería fue formulada por los protestantes holandeses e inmediatamente vinieron las de las otras confesiones cristianas: la Iglesia católica, la luterana, la anglicana, las ortodoxas... Aunque los masones insistan en que se puede pertenecer a cualquier religión y ser iniciado, lo cierto es que la cosmovisión masónica tiene componentes espirituales que colisionan frontalmente con el cristianismo.

Secretismo. – ¿Cómo definiría la masonería?
– Como una sociedad secreta, con una estructura iniciática, una cosmovisión gnóstica y un entramado que ha facilitado históricamente que sus miembros procuren copar, en secreto, puntos neurálgicos de la sociedad.
– ¿Qué influencia ha tenido la masonería en España?
– En términos generales muy negativa. La masonería apoyó la secesión de la América hispana, estuvo detrás de los procesos secesionistas de Cuba y Filipinas, respaldó desde el principio el nacionalismo catalán, especialmente el de la Esquerra que es un partido confesamente masónico... A todo ello añada su vinculación con el terrorismo que aniquiló la monarquía parlamentaria de la Restauración, su papel en la elaboración de una constitución republicana como la de 1931 que era inviable por su sectarismo, o la creación de un espíritu de élite secreta e intransigente.
– ¿Cree que en el gobierno de Zapatero hay una clara influencia de esta sociedad secreta?
– La masonería ha tenido históricamente mucho peso en el PSOE y fue decisiva para la consagración de Felipe González como secretario general a finales de los setenta. En estos momentos, cuesta no ver su impronta en cuestiones tan esenciales como la utilización de los medios de comunicación como elemento de adoctrinamiento de masas, la inquina no sólo anticlerical sino anticristiana, la ofensiva laicista, la obsesión por controlar la educación, las limitaciones a la libertad de expresión, y, de manera muy significativa, esa verborrea hueca, cursi y rancia que tanto gusta a Rodríguez Zapatero.


http://www.larazon.es/noticias/noti_rel85812.htm

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

1 comments:

Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

02 noviembre, 2005 13:38  

Publicar un comentario

<< Home