10 diciembre, 2005

Sarmiento, Gran Maestre

Recuerdos masones. En la Casa Natal de Sarmiento hay una espada masónica que fue donada al lugar en la década del '30. Además de este objeto, también está la carta de renuncia de Sarmiento a los masones, cuando asumió como presidente.


Sarmiento, Gran Maestre
El prócer llegó a tener el rango máximo que se otorga en la Masonería. Esta faceta de su vida es poco conocida.
MÓNICA MARTÍN - DIARIO DE CUYO

--------------------------------------------------------------------------------

La vida de Domingo Faustino Sarmiento tiene múltiples facetas. Esto tiene que ver con las muchas y variadas actividades que desempeñó durante sus 77 años. De todas ellas, una de las caras más desconocidas fue su participación en la Masonería. De hecho, en 1882 llegó a ejercer el cargo más alto de los masones: Gran Maestre de la Gran Logia Argentina de Libres y Aceptados Masones. Pero esto se mantuvo en secreto, por decisión del prócer.

Esta parte poco conocida de su vida es la que ocupará al menos un centenar de páginas de la biografía que viene preparando desde hace 7 años la historiadora rosarina Patricia Pascuali.

"El término masón todavía sigue siendo tenebroso para algunos sectores. Creo que la actividad de Sarmiento dentro de la Masonería no se difundió porque a la Iglesia no le convenía que saliera a la luz", dijo Patricia Pascuali. Es que la Masonería, una institución filosófica que nació en Francia, proclamaba la secularización del Estado y la educación laica, entre otras cosas (ver aparte). Es por eso que "la Iglesia Católica persiguió a quienes estaban encolumnados tras esta ideología", contó Pascuali.

"Sarmiento fue uno de los próceres más castigados por ser masón. Pero no era raro que los intelectuales de su época participaran en esta clase de movimientos. El problema fue que Sarmiento lo mantuvo en secreto", dijo Beatriz de Coria, encargada del museo Casa Natal de Sarmiento.

Según contó Pascuali, basada en documentación inédita que está utilizando para hacer la biografía de Sarmiento, "al asumir el cargo de Gran Maestre había ordenado que guardaran el más estricto de los silencios sobre la investidura que acababa de asumir. Era obvio, que siendo su meta central colaborar con la sanción de la ley de Educación Común Laica, la trascendencia de su cargo como Director de la Masonería le hubiera brindado a tales adversarios un poderoso argumento para descalificar la prédica de Sarmiento".

Sarmiento dio los primeros pasos en la Masonería en Chile. Allí se inició como francmasón a fines de julio de 1854. En Buenos Aires fundó la "Augusta y Respetable Logia Unión del Plata".

El sanjuanino se alejó de las filas de la Masonería en dos oportunidades. La primera vez que renunció fue cuando asumió como presidente de la República Argentina, en 1868. "Muchos consideraron que esta renuncia significaba un alejamiento de la ideología. Pero no fue así. Sólo decidió «dormirse» hasta cumplir su período al frente del Ejecutivo, porque creía que ambas actividades eran incompatibles", dijo Pascuali.

Así lo confirma el mismo Sarmiento en uno de los discursos que dio, luego de asumir la presidencia de los argentinos: "Un hombre público no lleva al gobierno sus propias y privadas convicciones para hacerlas ley y regla del Estado". Es más, terminó su disertación afirmando que apenas bajara de dicho puesto, volvería a tomar su lugar de trabajo en la Masonería. Que así efectivamente ocurrió, lo prueban las planchas que contienen los cuadros lógicos que se encuentran en el Archivo del Histórico Recinto de la Masonería de calle Perón, en Capital Federal, donde aparece el nombre de Sarmiento vuelto a la actividad logial en 1874.

La segunda renuncia se dio en otro contexto. Según Pascuali hubo "encontronazos ideológicos dentro de la logia. El conflicto es bastante complicado de desentrañar, porque todo se mantuvo en secreto. Lo que se sabe es que tuvo que ver con el apoyo de Sarmiento a la Ley de Educación Laica y gratuita y su oposición a Roca".

De todos modos, una vez que el prócer murió, los masones le rindieron varios homenajes. Ni bien murió en Paraguay, en 1888, la Masonería de ese país le rindió tributos. Después sus restos fueron trasladados a Buenos Aires y en San Nicolás de los Arroyos, en 1932, los masones del lugar le hicieron un homenaje, en nombre de la Masonería Argentina.



http://www.diariodecuyo.com.ar/
home/new_noticia.php?noticia_id=131608

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

1 comments:

Anonymous Manco Capac said...

Muy estimado señor:

Tuve la oportunidad de visitar su pagina web y su blog, realmente lo encontre muy interesante, con agradable diseño y considero que cumple sus objetivos claramente, de dar a conocer a propios y extraños el pensamiento de la institucion y sus valiosos aportes a la sociedad.

Felicito la posibilidad de tener un espacio para compartir algunas lecciones sobre historia y sobre todo mencioanr los aportes de hombres de la Augusta Institucion que han contribuido con su pensamiento libertario e idealista a construir un muindo mejor, finalmente aprovecho la ocasion para reiterarle mis afectos y saludos como Venerable Maestro de la LAERLS Manco Capac Nª 35 del Valle de Lima Oriente del Peru, que dispone un web site en proceso de construccion que es http://ar.geocities.com/manco_capac_35

Esperamos sus comentarios y sugerencias

20 enero, 2006 19:23  

Publicar un comentario

<< Home