06 junio, 2006

JAVIER OTAOLA

DEFENSOR DEL VECINO EN VITORIA Y ESCRITOR

«Todo ser humano es un filósofo en potencia, lo quiera o no»
El Síndico descubre las bases de la masonería en el ensayo que presentará el viernes Maite Pagazaurtundua en la capital alavesa

MARÍA ZABALETA/VITORIA

Se acercó a la masonería hace 24 años por mera curiosidad y terminó por convertirse en masón, en un constructor de su propia vida. El Defensor del Vecino de Vitoria, Javier Otaola, recoge ahora en su ensayo 'Razón y sentido. La metáfora masónica' sus experiencias y vivencias en torno al apasionante mundo de las logias desde un punto de vista histórico y personal. Maite Pagazaurtundua, hermana del concejal socialista asesinado por ETA, será la encargada de presentar la obra el próximo viernes en la Casa del Libro de la capital alavesa.

-Su ensayo ha requerido un largo proceso de 25 años.

-Ha sido un proceso natural de reflexión sobre una actividad en la que me he involucrado personalmente, que me ha incitado a investigar cuáles son los orígenes filosóficos de esta tradición, qué significan sus símbolos o el porqué de un método simbólico como éste en la actualidad. Ha sido una experiencia personal interesante pero también he querido que este libro sirva como una aproximación para otras personas que tengan cierta curiosidad en el tema.

Las logias

-¿Qué es la masonería?

-La masonería pretende abrir un camino hacia una experiencia filosófica a la gente corriente. Es una experiencia filosófica no académica que permite reflexionar sobre la vida, sobre el bien, sobre el mal, sobre las cosas que a todos nos pueden llegar a inquietar y que en la vida cotidiana no tenemos la oportunidad de abordar.

-¿Cuál es su razón de ser?

-El ser humano es un ser que se hace preguntas filosóficas. A veces por temor no nos las contestamos y nos dejamos llevar por lo cotidiano pero todo ser humano es un filósofo en potencia, quiera o no. Y en el contexto de la logia todo se prepara para que esa comunicación, filosófica entre comillas, sea posible entre gente ordinaria.

-¿Dónde hunde sus raíces?

-En una tradición medieval, la de las hermandades de constructores. Masón quiere decir constructor y filosofar, de alguna forma, también es construir, construirse. Los constructores medievales descubrieron que su actividad profesional era también una forma de reflexionar sobre la vida y de construirse a sí mismos.

-¿Cómo son esas logias?

-La masonería pretende reconstruir en cada una de sus reuniones una especie de taller de arquitectos. Utilizamos una serie de herramientas, como un mazo, un cincel, una escuadra, una regla y el local está decorado con elementos referentes a la arquitectura. En ese marco estético, buscamos un nivel de comunicación y de intimidad que nos permita hablar de cosas que no se hablan normalmente en la vida ordinaria.

-Dice ilustración, iniciación y metáfora son los tres conceptos clave para entender la masonería. ¿Por qué?

-La ilustración es un símbolo de luz que se refiere a la necesidad que tiene el ser humano de esclarecerse a sí mismo. El hombre no se conforma con vivir en la oscuridad y busca en la razón y en la reflexión un camino de iluminación. Tiene también un componente iniciático, que es todo aquello que tiene capacidad para transformarnos. También resulta metafórico porque la fórmula con que la masonería pretende ayudarnos a buscar ese camino de esclarecimiento personal es proponernos que asumamos la vida como una obra arquitectónica.

-¿Es lo que los masones denominan el Arte Real?

-Efectivamente. El Arte Real es el arte de las artes, el arte de la vida. Es hacer de la vida una obra de arte y aplicar sobre ella de manera metafórica los mismos principios que se aplican a la arquitectura.

Género policiaco

-¿Por qué ha querido que sea Maite Pagazaurtundua, una de las voces más contundentes de las víctimas del terrorismo, quien presente el viernes este ensayo?

-Es una persona a la que le gustan estos temas. Además, le tengo un gran afecto personal y la admiro por su valor cívico y por lo que representa políticamente. Me pareció la persona indicada para presentar el libro y estoy encantado de que haya aceptado.

-Tras este paréntesis filosófico, regresa al género policiaco en su próxima novela, una secuela de su obra 'Brocheta de carne'. ¿Echaba de menos la aventura?

-Me gusta el género policiaco, me parece que la Ertzaintza tiene una imagen muy cinematográfica como Policía de investigación criminal y me estimula encuadrar una aventura policiaca en este contexto.

Fuente:
http://www.elcorreodigital.com/alava/pg060606/prensa/noticias/
Cultura_ALA/200606/06/ALA-CUA-337.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home