13 diciembre, 2008

Masones, estado de la cuestión: ¿quiénes son en realidad?

Juan Carlos Rodríguez | 13:53 - 13/12/2008 Actualizado: 19:53 - 13/12/08

La masonería es, aún andado ya el siglo XXI, un gran enigma. La semilla de miedo y confusión en torno a sus actividades que plantó Francisco Franco -hermano de masón y obsesionado con el tema después de que a él mismo se le hubiese negado el ingreso en la Fraternidad- ha prendido lo suyo. Y, aún hoy, nombrar a un masón es poco más que mentar al diablo.

¿Son masones quienes detentan el poder? ¿Está la masonería infiltrada entre financieros, políticos y religiosos? ¿Es la fraternidad de la escuadra y el compás un gobierno en la sombra? En los últimos tiempos, el interés por contestar a esta clase de preguntas ha estado espoleados por lasespeculaciones sobre la filiación masónica de miembros destacados dentro del Gobierno socialista. Pero antes habrá que responder a otras cuestiones.

El periodista José Antonio Ullate, autor de El secreto masónico desvelado (LibrosLibres), sostiene que "hay mucha información averiada que se hace pasar por realidad masónica. Lo cierto es que los masones no son la mano oculta que mueve el mundo ni practican cultos satánicos ni realizan asesinatos rituales. Tampoco existen superiores ocultos que muevan los hilos de la economía y la política".

Múltiples especulaciones

Según Ullate, el tremendismo contemporáneo, se refugia en un boleo de especulaciones "en lugar de intentar entender los principios filosóficos que rigen las logias". Es decir, que se prioriza el murmullo antes de conocer la organización, quiénes la forman, cuál es la situación social de sus integrantes o cuáles son sus rituales.

Por eso, Ullate, cuyo devenir es el periodismo católico y, por tanto, goza del beneficio de no ser precisamente masón, se empeña en dar respuesta a "qué consiste ser masón, qué implicaciones tiene o en qué creen".

Un método de formación moral

Su definición de partida, sin embargo, no se corresponde a la realidad. Al menos, a toda la realidad. Ullate sostiene que "toda masonería es un método de formación moral, cuya base es el naturalismo y el ateísmo y cuyo objetivo dice ser mejorar a los individuos y a las sociedades en las que viven. Los masones excluyen todo conocimiento que no provenga de la razón y se declaran laicos".

No. Aunque, sin embargo, a Ullate habría que darle la razón en otras cuestiones. Pero vayamos por parte: su definición atiende a una parte de la realidad masónica, en cuanto que la reduce, precisamente, al movimiento más liberal dentro de la diversidad, digamos, de mandiles que lucir.

Cinco obediencias

Al menos, hay cinco obediencias distintas, cada una de ellas con múltiples talleres repartidos por toda la geografía española. Sus diferencias estriban fundamentalmente en tres puntos: el modo de desarrollar su organización y sus ceremonias según el rito que hayan adoptado, su actitud ante el hecho religioso y la admisión o no de mujeres en las logias.

La exclusión de la mujer, curiosamente, une a la escala más librepensadora y abierta, el Gran Oriente de Francia, con la más conservadora, la Gran Logia de España, la cual, con 150 talleres repartidos por el país, es la única obediencia nacional que reconoce la Gran Logia Unida de Inglaterra, lo que la convierte también en la única regular.

A partir de ahí, entre las dos hay muchas diferencias. Vayamos por partes. El Gran Oriente de Francia, una obediencia que afirma contar con 50.000 miembros en todo el mundo, no exige vestir traje, plantea su influencia en el campo político y admite abiertamente que entre sus integrantes abundan los republicanos. Del mismo modo, muchos de ellos se confiesan ateos. Aunque en el Rito Francés continúan siendo obligatorios los mandiles y collares que informan del rango de quienes los exhiben.

Los más tradicionales

Frente a ellos, la Gran Logia de España cumple estrictamente el Rito Escocés Antiguo y Aceptado y en consecuencia también son los más tradicionales: prohibición de tratar en las ceremonias temas políticos ni religiosos, y aunque en teoría da cabida a todas las creencias y a todas las ideas que fomenten el respeto mutuo, la obligación de aceptar la existencia de lo que ellos denominan el Gran Arquitecto del Universo deja fuera a los ateos. Para hacerlo evidente, sus reuniones están presididas por una Biblia (el Corán en un país árabe o la Torá en uno judío).

Ambos son hijos de la ilustración, sin duda, pero uno de ascendencia revolucionaria y francesa; otros, más tradicionalistas y británicos. En la declaración de principios, de la Gran Logia Española, que integró hace décadas a la Grande Oriente Español, figura por ejemplo un claro manifiesto político.

"Es recordar la historia de los Ilustrados Españoles, del nacimiento del Liberalismo como doctrina política y de la defensa de los derechos del hombre. Es, en fin, un Grito de Libertad contra el oscurantismo, la incultura, el caciquismo y la opresión que, históricamente, subyugó al pueblo español hasta el advenimiento definitivo de la Democracia con la Constitución de 1978".

Una obediencia de carácter mixto

Pero hay más. Existe otra obediencia fundada en 1893 con el nombre original de Gran Logia Simbólica Escocesa Mixta de Francia: El Derecho Humano, y que pronto cambió su denominación por la de Orden Masónica Mixta Internacional Le Droit Humain-Derecho Humano, que ahora se extiende por todo el mundo. Es de carácter mixto y en ella hombres y mujeres trabajan juntos buscando su perfeccionamiento moral.

Además, la Gran Logia Simbólica Española, con talleres tanto masculinos como femeninos o mixtos. A pesar de admitir mujeres, esta obediencia sigue igualmente el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, por lo que declara su independencia de cualquier creencia religiosa, política o social determinada, así que en sus logias también está prohibido discutir sobre estos temas, pero aquí la invocación al Gran Arquitecto del Universo se hace de manera personal, de manera que pueden aceptarla los creyentes de las diferentes religiones, los agnósticos e incluso los ateos, que la interpretan como un concepto filosófico.

Incluso una quinta que, siguiendo el curso de los tiempos, ha acabado constituyendo una obediencia integrada únicamente por mujeres: se trata de la Gran Logia Femenina de España, auspiciada por la obediencia francesa, que cruzó los Pirineos en 1984 y se instaló en Barcelona.

El núcleo de su pensamiento

Otra cosa, como vemos, es que, recurriendo de nuevo a Ullate, estamos ante unas creencias hoy muy frecuentes: "Si a la masonería le quitamos los aspectos rituales y simbólicos y nos quedamos sólo con el núcleo de su pensamiento, nos encontraremos con la Ilustración y la Modernidad".

Es decir, con los principios filosóficos y de legalidad democrática más extendidos en nuestros días: "Si estudiamos la historia de las organizaciones masónicas nos encontramos con que en el siglo XVIII y en el XIX eran sociedades pequeñas que tenían una gran productividad intelectual y una intervención social muy directa. Hoy, sin embargo, las sociedades están en clara decadencia, y más en España, pero la influencia social de su pensamiento es enorme".

Sociedades pequeñas

Entre otras cosas, porque simbolizan el germen constitucionalista español. No hay que olvidar que el masón español nace con las Cortes de Cádiz, aunque se gesta, como ésta, en el impulso de la Revolución francesa. Por tanto, sus valores obvios de ciudanía, constitucionalismo, derechos humanos son hoy, como dice Ullate, pan nuestro de cada día. Lo demás, es leyenda.

Si se examina sus ritos, por ejemplo, la masonería, según argumentan sus miembros, "conlleva una concepción del mundo y del hombre basada en los principios de armonía, tolerancia, respeto, progreso, libertad y justicia". El masón es un "constructor" que mira a Dios como el gran Arquitecto del Universo y admira su obra, procurando fundirse con ella.

Por tanto, no es cierto que los masones simbolicen la "gran apostasía global donde se ha erradicado a Dios". No. Aunque haya masones que se identifiquen con el laicismo o el ateísmo, la cuestión esencial que sostiene a la mayoría de las obediencias es, precisamente, la obediencia a Dios, a sus símbolos, a su grandeza. Así lo retratan también Florencio Serrano y Francesc Xavier Altarriba en "La masonería" (La Esfera).

Lo veremos en las siguientes entregas. En el PSOE hay masones y antimasones. Lo mismo que el PP. Como en las mejores familias. Para César Vidal, la masonería es una organización que trata de destruir España. Sin embargo, su hermano, Gustavo Vidal, es un masón que hace apología y difunde el trabajo de masones como Alexander Fleming.


Fuente:

http://ecodiario.eleconomista.es/cultura/noticias/918775/12/08/Masones-estado-de-la-cuestion-quienes-son-en-realidad.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

2 comments:

Blogger Recull sobre Maçoneria said...

¿Tenéis un e-mail donde poder dirigirnos?

Atte.

El Maçó Aprenent

http://maconeria.blogspot.com/2008/12/drets-humans-intervenci-del-gran-mestre.html

14 diciembre, 2008 15:15  
Blogger H.'. Máximo said...

Personajes contemporáneos de la Francmasonería:


Aldo Guastella

Aldo Segismundo Guastella (n. Lanús, Buenos Aires, Argentina , 18 de Diciembre de 1935) es la máxima Autoridad de la Francmasonería en el Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim de Argentina.
Desde Marzo del año 2004, detenta el máximo grado en la Masonería de Memphis-Misraim (grado 95), siendo por ello conocido como Gran Conservador del Rito.
El Serenísimo Gran Maestre Aldo Guastella, es Presidente del Soberano Santuario Nacional en Argentina, que depende de la Coordinación Internacional; siendo reconocido su nombre, su autoridad y su conocimiento en todos los países en donde la Masonería ha echado raíces, especialmente en Francia, Brasil y Chile
Guastella en su vida profana es un empresario del rubro de la Construcción, y está casado con su esposa y compañera de siempre, Delia Cami; con quien tuvo siete hijos.
Vive en Mendiolaza, un lugar con microclima propio de las Sierras de Córdoba, en una casa que levantó con sus propias manos.
La Masonería tiene en este Gran Maestre, a uno de los máximos referentes con vida a quien se puede acudir para aprender , comprender y develar lo que los masones llaman el Arte Real; un método con que la Masonería intenta establecer en la sociedad sus ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad Universal.


LOS COMIENZOS

Aldo Guastella nació en Lanús, zona Sur de la Provincia de Buenos Aires en Argentina, el 18 de Diciembre de 1935, en una época en que el mundo se convulsionaba ante la antesala de lo que sería la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo su padre lo anotó como nacido el 01 de Enero de 1936, deseando con ello demorar en algún momento, la incorporación de Aldo a la Conscripción.
Hijo de Carmela Scrofani y Salvador Guastella (un inmigrante italiano que llegó a Argentina en 1925), su familia paterna estaba integrada además por dos hermanos y una hermana.
Realizó sus estudios primarios en Lanús, para luego trasladarse la familia a la localidad de Arturo Seguí, lugar en donde no había colegios secundarios por lo que tuvo que continuar sus estudios en la Ciudad de La Plata.
Al momento de cumplir con el Servicio Militar Obligatorio, estuvo incorporado en la Guarnición Ejército de Magdalena, en donde puso en marcha los conocimientos de construcción que poseía y su reciente Título de Maestro mayor de Obras.
Al regresar a la vida civil, se dedicó a enseñar el oficio de albañilería a los detenidos en el Penal de la Plata, tomando contacto directo con las miserias y las virtudes humanas que se esconden detrás de los muros.
En ningún momento dejó de trabajar en la Construcción, para fundar a finales de la década del 60’ “Viviendas Monteverde” , uno de los primeros sistemas de construcción de viviendas en seco de la Argentina. Esta empresa luego pasaría a llamarse “Viviendas El Fuerte”
En el año 1988 emigra a la Provincia de Córdoba, en donde instala su Empresa y también el centro de sus actividades familiares.



LA MASONERIA

Aldo Guastella dio su primer paso en la Masonería el 5 de Julio de 1983, en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado. La iniciación se produjo en la “Logia Hijos del Universo N° 113” de San Francisco Solano.
Trabajó luego en el Templo de la Logia “Aureola de Domínico” en Villa Domínico, Partido de Avellaneda, y en la Logia “Renacimiento” de Quilmes, no ya con el Rito Escocés sino con el Rito de York.
Al comenzar a vivir en Córdoba, fue recibido en la Logia “Piedad y Unión”, una de las mas antiguas del Interior del país. Allí tomó contacto con importantes documentos masónicos, de puño y letra de varios masones que hoy son parte de la Historia Argentina y universal, entre Presidentes y próceres que integraron la Antigua Hermandad de los Constructores.
En “Piedad y Unión” trabajó por varios años para luego fundar la Logia “Joaquín V. Gonzalez”, de la cual fue su primer Venerable Maestro.
Luego de varios años de trabajo en el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, Guastella abandona esa Orden y algún tiempo después se incorpora a la masonería egipcia que practica el Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraím, en donde se le reconocen los altos grados que había obtenido hasta ese momento.
Llegado el año 2004, Aldo viaja junto a otros seis hermanos de los mas altos grados de la masonería del Rito Antiguo y Primitivo, a la ciudad de Porto Alegre en Brasil, en donde reciben el último y mas alto escalón que se confiere en el camino de Memphis-Misraim, el grado 95°.


EL RITO

El Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim conserva tradiciones de Antiguas Obediencias Masónicas que ya no existen, ligadas al simbolismo egipcio y a la kabbalah.
En el año 1881, el italiano Giuseppe Garibaldi unió el antiguo Rito de Memphis con el Rito de Misraim, conformando así un plexo coherente de doctrina masónica con raíz egipciana.
El rito de Misraim se pierde en la noche de los tiempos, pero en 1788 el Conde Cagliostro, concede su Carta Patente a un grupo de Socinianos para practicar los tres primeros grados según la Masonería inglesa y los altos grados según la Masonería Templaria de Alemania. En Francia los hermanos Bedarride iban a propagar el Rito que había renacido en Italia.
El primer registro que se tiene del Rito de Memphis es de 1721, pero sus bases ya eran practicadas por el Rito de Narbona, al cual suscribían muchos de los soldados de Napoleón que cuando se encontraron en Egipto, tomaron contacto con las fuentes de sus rituales, renunciaron a su antigua obediencia y fundaron la Logia “Los Discípulos de Memphis”
La Coordinación Internacional del Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim, reconoce a la mujer con iguales derechos que el hombre de pertenecer y trabajar en la Masonería.
Hombres y mujeres libres y de buenas costumbres, pueden integrar una Logia Regular con iguales derechos y obligaciones, si en su espíritu está la búsqueda de hacer crecer y mejorar a la sociedad, bajo los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Hasta aquí he tenido el gusto de compartir con ustedes HH.•. y profanos, una brevísima reseña de la vida profana y masónica de este hombre, de este “constructor” en el mas amplio de los sentidos, que aunque nació en Argentina, pertenece a la Humanidad.

Con profundo Respeto:


H.•. Máximo (Máximo E. Calderón)
L.•. Fuerza y Armonía al O.•. de Córdoba
- ARGENTINA -

fuente: es.wikipedia.org/wiki/Aldo_Guastella

03 enero, 2009 17:58  

Publicar un comentario

<< Home