18 noviembre, 2005

Pugna


Salió a flote fuerte pugna en la cúpula de los masones

Una férrea puja enfrenta a dos sectores masónicos en pos de la titularidad del Gran Oriente del Paraguay, actualmente en ejercicio del Vice Gran Maestre Reinaldo Domínguez Dibb, quien accedió al máximo grado en sustitución de Juan Carlos Roig, quien solicitó permiso tras su elección.

El conflicto se generó a raíz de la suspensión dispuesta por Jorge Goldenberg -quien ostenta el cargo de Gran Comendador- en contra de Domínguez Dibb, con el argumento de que debido a los procesos que enfrenta ante la Justicia ordinaria, éste está inhabilitado para ejercer la más alta investidura.

La situación tomó estado público ayer, a la mañana, a través de una entrevista difundida por radio Ñandutí, en la cual ambos iniciados protagonizaron un fuerte altercado verbal.

"Cuando queremos utilizar a la institución para hacer campaña política, para hacer negociados y tener influencias en los diferentes estratos de la sociedad, no es lo que la institución proclama", señaló Goldenberg al señalar que la logia masónica "es una fraternidad que no apoya a la delincuencia".

Subrayó que según el reglamento vigente en la orden, "los dirigentes tienen que dejar sus intereses o pedir permiso, ni siquiera renunciar, mientras se aclaran sus problemas judiciales, y si no lo hacen están infringiendo nuestras leyes".

"Por sobre todo, si hay una ley judicial que se tiene que acatar, tiene que hacerlo; no se puede manifestar que esa no es una ley para nosotros; nosotros respetamos las instituciones de la República", subrayó al tiempo de desconocer la autoridad de Domínguez Dibb, y en cambio ratificar la de Nemesio Lichi como sustituto.

Por su parte, Domínguez Dibb calificó de "asqueroso y mentiroso a este Goldenberg". "Está inventando cosas por la cobardía que tiene como hombre. Le desafío en cualquier lugar y en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia a este cobarde de marca mayor, apañado por Luis Bernal, padre del director de Itaipú, quien es su lugarteniente", retrucó.

Afirmó que él está imputado, no condenado, por lo que no corresponde que se aparte de la titularidad de la fraternidad. Indicó incluso que Lichi -ex consejero de Petropar- también está procesado judicialmente, al igual que quien lo sigue en prelación, Roberto Fernández, ex ministro de Industria y Comercio del gobierno anterior y actual secretario general de la cofradía.

Ante consultas de este medio, el empresario declinó hacer más referencias respecto a tal situación.

http://www.lanacion.com.py/
noticias/2005/11/17/politica/118864.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home