01 abril, 2006

SOLIDARIDAD Y FRATERNIDAD: ¿EXISTEN REALMENTE EN NUESTRAS LOGIAS?

LA MASONERIA

Un "Centro de Unión", la Francmasonería Universal tiene por misión agrupar las buenas voluntades dispersas por el Universo. Los Francmasones universalmente dan, a la Fraternidad que los une con todos los otros Masones del mundo, un sentido muy profundo de respeto, de estima y de afecto, más allá de divergencias de opinión - natural entre hombres libres - de condición social, de nacionalidad, raza o sexo, en la igualdad más completa del derecho de cada uno.
Muchas veces se ha caricaturizado o ridiculizado esta solidaridad entre los Francmasones. Se ha pretendido ver en la Francmasonería a una sociedad de servicios mutuos, incluso una misteriosa "mafia" que asegura el éxito social de sus miembros. Son opiniones - seguramente interesadas - que olvidan que las preocupaciones de la Francmasonería son esencialmente filosóficas y cívicas y que su filantropía se ejerce mucho más sobre el plano moral que sobre el plano de lo material.
La Orden Masónica no está al servicio de sus miembros, sino al servicio de su ideal. De acuerdo a este criterio, rechaza de su seno - con la misma severidad - tanto a quienes traicionan conscientemente sus principios; a quienes tienen una vida profana no digna de un hombre de honor; como a aquéllos que han venido a la Institución por cálculo inferior o por ambición mundana.
Pero, es evidente, por otra parte, que el Francmasón es vecino, en su Logia, de hombres o mujeres muchas veces eminentes y representativo de todos los medios económicos, sociales y culturales, por lo que se enriquece intelectualmente, articula ideas, informaciones, se perfecciona en el arte de la expresión y de la escucha; del intercambio de opiniones. El, adquiere de esta manera, insensiblemente, progresivamente, calidades que el mundo profano consagra y promociona, lo que muchas veces, hace del Francmasón un hombre apto para recibir la confianza de puestos que requieren y exigen, de él, competencia y seriedad en sus tareas.
Se oye con frecuencia que nosotros nos llamamos entre si Hermanos, pero ¿por qué es aquello?:
Somos hermanos en el sentido de la coincidencia de nuestros anhelos; lo somos por nuestro común ideal de fraternidad y solidaridad entre todos los hombres; además mantenemos un mismo sentido de humanidad, por un mundo donde impere la concordia v la paz.
Finalmente, a manera de epilogo, debemos preguntarnos cumplimos toda esta bonita literatura … ???, o sólo se queda plasmada como buenas intenciones retóricas en el papel…


Fuente:
Lista masonica Mandil

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

1 comments:

Blogger PAOLA said...

realmente cree que se logre aceptar la masoneria femenina pues yo soy AJEF y ya casi cumplo 21 y la verdad creo que somos tan capaces como un hombre de hacer las cosas bien y llegar a tener grandes puestos, de los cuales no dudo que las mujeres estemos preparadas

08 septiembre, 2006 02:14  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home