28 junio, 2006

El templo masónico incorporará el archivo que albergaba en julio de 1936


El senador José Vicente González Bethencourt coordina los trabajos del PSOE para buscar el apoyo de las instituciones a la hora de financiar los 4 millones de euros que cuesta rehabilitar el inmueble de la calle San Lucas y gestionar ante el Ministerio de Cultura la devolución de los documentos del Archivo de Salamanca.
J. D. MÉNDEZ, S/C de Tfe.

El senador socialista José Vicente González Bethencourt coordina el trabajo del PSOE para lograr la rehabilitación del templo masónico del número 35 de la calle San Lucas. Trabaja en dos direcciones. Por un lado, en buscar el apoyo de las distintas administraciones para afrontar la rehabilitación del inmueble, estimada en unos 4 millones de euros, y, por otro, en gestionar ante el Ministerio de Cultura la devolución de toda la documentación, actualmente en el Archivo de Salamanca, que albergaba el edificio cuando se produjo el golpe de estado del 18 de julio de 1936.

González Bethencourt explicó a EL DÍA que "llevaremos una moción al pleno del Cabildo del viernes proponiendo actuaciones, pero entendemos que se trata de un tema global en el que hay que implicar a todas las instituciones". En este sentido, añadió que "valoramos muy positivamente el acuerdo unánime del pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz del 16 de junio en el que, a propuesta del Grupo Socialista, se insta a la urgente rehabilitación del edificio".

La segunda vía de actuación pasa por "el Cabildo, aunque creo que ha cumplido, porque no está todavía terminado el expediente de Bien de Interés Cultural (BIC) y propondremos que la institución insular lo reclame al Gobierno de Canarias, además de solicitar apoyo económico del Ejecutivo".

El expediente de BIC fue incoado el 1 de septiembre de 2002. Pasó por el Cabildo, que lo informó positivamente, el 29 de enero de 2004. Un defecto de trámite originó su devolución y el Cabildo lo volvió a remitir a la Dirección General de Patrimonio el 22 de febrero de este año. Ahora resta que el Consejo de Gobierno confirme la declaración de Bien de Interés Cultural.

La tercera vía de actuación sobre el templo masónico la explica José Vicente González: "El pasado 26 de mayo hicimos entrega al director general de Bellas Artes y Bienes Culturales del Ministerio de Cultura de un informe sobre la lamentable situación actual del templo y su historia. Aquí hay dos líneas de actuación: por un parte, la económica, que sigue siendo factible, aunque el Ministerio ha establecido un compromiso firme con la rehabilitación de la Catedral y el teatro Leal, en La Laguna. Por otro lado, y con mayor incidencia, el permitir que toda aquella documentación requisada el 18 de julio de 1936 por la Falange cuando entró en el edificio, actualmente en el Archivo de Salamanca, sea devuelta y reubicada en el mismo".

Hay un problema legal porque, señala González Bethencourt, "la legislación dice que se pueden devolver los documentos siempre que lo pidan los dueños de aquel momento y eso es imposible. El edificio se construyó por iniciativa de la logia Añaza 27, cuyos miembros se constituyeron en asociación y reunieron 20.000 pesetas del año 1900 para afrontar la obra. Si vivieran podrían reclamarlo, pero legalmente va a ser complicado. Por ello, vamos a solicitar la copia certificada de toda la documentación y trasladarla posteriormente al recinto. Esa posibilidad la recoge la ley y consideramos factible hacerla realidad. El Ayuntamiento de Santa Cruz, como propietario, puede solicitarlo, aunque sigamos luchando por traer la documentación original".

Masones.- Otro de los contactos mantenidos por el senador es el que hace referencia a los masones actuales en la isla: "Personas de alguna de las nueve logias que hay en Tenerife se han dirigido a mí para intentar activar este proceso y todas están de acuerdo. No desean recuperar ahora la propiedad, pero sí que se restaure y que se conozca como templo másónico, sin descartar la devolución a largo plazo. El 23 de abril de 2001 el ayuntamiento compró el edificio al Ministerio de Defensa por 450.000 euros. Valoramos el gesto, pero en cinco años no se ha hecho nada y el inmueble ha ido deteriorándose cada vez más".

El senador indicó que "según nos explicaron los arquitectos José Miguel Márquez Zárate, encargado de la rehabilitación, y Sebastián Matías, la restauración se hace urgente y pasa por eliminar todos los elementos discordantes del edificio, para que quede como estaba el 18 de julio de 1936, sin aquellos que fueron incluidos por la Falange y luego para su uso como óptica y farmacia militar".

José Vicente González añadió que "pretendemos que el templo tenga un fin didáctico, que se abra a la sociedad, que deje de ser algo secreto y los vecinos lo podamos visitar porque es de Santa Cruz, como contempla el PGO, al calificarlo, como no podía ser menos, con su nombre de templo masónico. El lugar resultaría ideal, una vez restaurado, para albergar exposiciones o conferencias, además de crear un Instituto de Estudios de la masonería, y que las logias puedan utilizar el espacio".

El senador terminó reflexionando sobre la recuperación de la memoria histórica: "Muy pronto, el próximo 18 de julio, se cumplen 70 años de un expolio, una fecha simbólica para recuperar el significado histórico y arquitectónico de este edificio singular".



Fuente: http://83.175.206.50/2006-06-28/santacruz/santacruz10.htm

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home