12 marzo, 2008

«Es compatible ser masón y católico»


I JOSÉ ANTONIO FERRER BENIMELI I HISTORIADOR Y PRESIDENTE DEL CENTRO DE ESTUDIOS DE MASONERÍA

Considerado el mayor experto sobre Masonería en España, desmitifica el aura de misterio que rodea a la organización

En España hay alrededor de 3.000 masones. Una cifra muy baja si se compara con EE UU o Gran Bretaña, donde el cargo de Gran Maestre lo ocupa siempre una miembro de la Familia Real. José Antonio Ferrer Benimeli acumula más de cuarenta años investigando a esta organización. Ayer ofreció una conferencia en el Ateneo bajo el título 'Satanismo, Judaísmo y Masonería'.

-En 1983 un grupo de radicales le quemó su despacho y el trabajo de 15 años tras su intervención en un congreso. ¿Hay más libertad ahora para hablar de Masonería?

-Nunca tuve problemas para hacerlo, ni siquiera en la época de Franco, aunque mi primer libro, en 1965, fue retenido tres años por la censura. Eso sí, en mis conferencias siempre había un policía que tomaba nota de todo para dárselo al ministro de Justicia.

-¿Cuánto hay de leyenda y cuánto de realidad en la Masonería? ¿Se ha mitificado demasiado?

-Sin duda. España era un país antimasón cuando ésta ni siquiera existía. En los países anglosajones, por ejemplo, pertenecer a esta institución es un 'timbre de gloria'.

-Pero aquí se le ha llegado a tachar de secta satánica.

-Cuanto mayor analfabetismo y desconocimiento del tema, mayores disparates se dicen. La definición de secta es 'falsa religión'. La Masonería no es una religión y, por tanto, no puede ser una secta, es una asociación como muchas otras. Su secreto es que no tiene secreto. He investigado sus archivos, sus bibliotecas particulares, he participado en sus congresos y nunca he tenido ningún problema. Pocas organizaciones tienen tanta transparencia.

-¿Cuál es la postura actual de la Iglesia Católica?

-Desde el punto de vista jurídico, la Masonería no está excomulgada. En el nuevo Código de la iglesia ni siquiera se la menciona. Además, es compatible ser masón y católico.

-La gente está muy interesada en conocer qué personajes públicos pertenecen a esta institución...

-Sí, siempre me preguntan si Zapatero es masón.

-¿Lo es?

-Que yo sepa no, pero no pasaría nada si lo fuera.

-Algunos medios de comunicación han asociado al Gobierno con la Masonería.

-En este país se utiliza el termino 'masón' como desprestigio del adversario político, pero ¿qué más quisieran los masones que estar vinculados al Gobierno!

-Entonces, la percepción de esta organización como una sociedad secreta que controla el poder fáctico ¿es errónea?

-Todo eso es falso.

-Tras cuarenta años dedicado a esto, ¿le han propuesto alguna vez ser masón?

-Muchas, y siempre he dicho que no. Amo demasiado la libertad y, además, los conozco demasiado (risas). No me atrae para nada, no lo necesito para mi vivencia personal, es sólo un objeto de estudio.

-Pero ha recibido muchas acusaciones de ser filomasónico.

-Eso lo dicen algunos escritores como César Vidal, pero muchos masones me atacan por el lado contrario. Cuando estás en una zona fronteriza las tortas te llegan de los dos lados. Ciertos fanáticos creen que si no piensas como ellos estás contra ellos.

-¿Cuál es la función de la Masonería en el siglo XXI?

-Esa pregunta se la hicieron ellos mismos en 1902. Llegaron a la conclusión de que mientras siga habiendo en el mundo injusticias, guerras o esclavitud, la Masonería tendrá razón de ser. Y el mundo no ha cambiado mucho.

Fuente:
http://www.eldiariomontanes.es/20080312/santander/compatible-mason-catolico-20080312.html

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

2 comments:

Blogger Hispanicus said...

Sarta de mentiras

El 17 de febrero de 1981, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicaba una declaración en la que afirma de nuevo la excomunión para los católicos que den su nombre a la secta masónica y a otras asociaciones del mismo género, con lo cual, la actitud de la Iglesia permanece invariable, e invariable permanece aún en nuestros días.


¿PUEDE SER UN CATÓLICO SER MASÓN?
NO, NUNCA, esta es la única respuesta.

A lo largo de su historia la Iglesia católica ha condenado y desaconsejado a sus fieles la pertenencia a asociaciones que se declaraban ateas y contra la religión, o que podían poner en peligro la fe. Entre estas asociaciones se encuentra la masonería. Actualmente, la legislación se rige por el Código de Derecho Canónico promulgado por Juan Pablo II el 25 de enero de 1983, que, en su canon 1374, señala: Quien se inscribe en una asociación que maquina contra la Iglesia debe ser castigado con una pena justa; quien promueve o dirige esa asociación ha de ser castigado con entredicho.

Los fieles que pertenezcan a asociaciones masónicas no pueden acceder a la Sagrada Comunión. La Iglesia ha condenado siempre la masonería por:

* el carácter secreto de la organización (si se esconden será por algo...)
* el juramento que garantizaba ese carácter oculto de sus actividades
* los complots perturbadores que la masonería llevaba a cabo en contra de la Iglesia y los legítimos poderes civiles.

La pena establecía directamente la excomunión, las consecuencias de la excomunión incluían, por ejemplo, la privación de la sepultura eclesiástica y de cualquier misa exequial, de ser padrinos de bautismo, de confirmación, de no ser admitidos en el noviciado, y el consejo en este caso a las mujeres de no contraer matrimonio con masones, así como la prohibición al párroco de asistir a las nupcias sin consultar con el Ordinario.

17 abril, 2008 22:02  
Anonymous Anónimo said...

Creo que es importante antes de nada establecer el hecho de que una cosa es el mensaje de Cristo y otra muy distinta el Vaticano y sus dogmas muchos de los cuales son motivados por la politica y no la espiritualidad ni la teologia. La Iglesia que ha cerrado sus puertas a homosexuales, divorciados y gentes de otras religiones sabe que si quiere subsitir debe suavizar su postura. La primera bula papal contra la masoneria se basaba en el hecho de que el Vaticano veia mal que Catolicos se codeasen con personas de otras religiones. Es una actitud medieval imposible de mantener en un mundo donde Cristianos, Musulmanes, Budistas, Hinduistas y miembros de otras religiones conviven. Creo que juridicamente la masoneria no esta condenada por el Vaticano pero existe una organizacion dentro del Vaticano, La congregacion para la fe, que si ha condenado la masoneria. No me queda muy claro juridicamente. Entiendo que mucha gente no sepa nada sobre la masoneria y que la tema. La consecuencia es la ignorancia. Hay dos clases de masoneria: la regular que exige que sus miembros crean en Dios y la irregular que en algunos casos no hace esta exigencia. Es decir que en la mayoria de los casos todo mason es creyente. Esto parece ser algo que tiene en comun con la Iglesia en un mundo cada vez mas secular y ateista. La masoneria regular no es revolucionaria y pretende entre sus muchos objetivos crear mejores ciudadanos. Yo creo en Dios y encuentro una guia moral formidable en las paginas del Nuevo Testamento. Sin embargo poca guia moral me parece que viene del Vaticano y de estos escandalos de parrocos pederastas encubiertos. Una cosa es Dios y otra la Iglesia. No me cabe duda.

11 septiembre, 2012 12:01  

Publicar un comentario

<< Home