20 marzo, 2006

Dan Brown revela al juez los secretos de su trabajo

El autor rebate en 69 páginas la acusación de plagio de 'El código Da Vinci'

BEGOÑA ARCE
LONDRES

El pleito por plagio de que ha sido acusado El código Da Vinci toca a su fin. Los abogados de ambas partes presentan hoy en el Tribunal Superior de Londres sus últimas alegaciones después de tres semanas de fascinante litigio, que ha permitido penetrar por primera vez en el mundo creativo de Dan Brown.
En una declaración de 69 páginas presentada ante el juez, el autor ha revelado algunas claves de su trabajo y las influencias a que están sujetos sus personajes y tramas. Brown, de 41 años, poco dado a prodigarse en público, ha asistido a la vista y ha hecho en estas minimemorias un recuento de su vida ofreciendo, de paso, algunas pistas de su próxima novela, que versará sobre la masonería.
El multimillonario estadounidense, autor del bestseller en litigio, del que se han vendido 40 millones de copias en 44 lenguas, tuvo unos comienzos artísticos poco alentadores. Hijo de un reputado matemático y de una madre dedicada a la música, Dan Brown luchó sin éxito por imponerse como compositor de canciones. Antes del campanazo internacional logrado con El código Da Vinci escribió cuatro novelas, una de las cuales firmada bajo seudónimo.

MITOS RELIGIOSOS
Fue en Ángeles y demonios, publicada en el 2000, donde aparece por primera vez el personaje de John Langdon. El experto en simbología está inspirado en un especialista en historia de la religión, Joseph Campbell, por el que Dan Brown se interesó al verle en una entrevista en la televisión. "Recuerdo que me impresionó la amplitud de miras de Campbell y su valentía al hablar de cosas especialmente polémicas, como los mitos y las falsedades en la religión. Quería que mi personaje, Robert Langdon, tuviera la misma apertura de miras", afirma el autor en su declaración judicial.
El código Da Vinci es la segunda novela en la que aparece John Langdon, pero no será la última. Brown piensa mantenerle como protagonista de sus historias en los próximos años. "Su saber en simbología e iconografía le permite el lujo de aventuras potencialmente sin límites", señala. Del próximo lance literario, esperado por millones de fans en todo el mundo, revela que un tercio del relato gira en torno a la masonería, algo que explica por el hecho de haberse criado en Nueva Inglaterra, donde "existe una larga tradición de clubs privados de élite, fraternidades y secretos". En este sentido, Dan Brown se declara "fascinado por el concepto de las sociedades secretas, los códigos y el significado de la comunicación".
La preparación de cada novela le ha llevado dos años de trabajo disciplinado y profesional, con jornadas de siete días a la semana que comienzan a las cuatro de la madrugada. Brown se declara "asombrado" de la reclamación de plagio presentada por Richard Leigh y Michael Baignet, coautores de El enigma sagrado, publicado en 1982.
El demandado asegura que no logró terminar el libro por encontrarlo "demasiado detallado y difícil de leer". También descubre que su esposa Blyte, historiadora del arte, se encarga de hacer muchas de las investigaciones para sus aventuras. El juez Peter Smith, a estas alturas un especialista en las cruzadas y en interpretaciones bíblicas, se tomará varias semanas para meditar sobre un veredicto que puede llegar a cambiar las reglas de los derechos de autor y la creación literaria.


Fuente:
http://www.elperiodico.com/
default.asp?idpublicacio_PK=5&idioma=
CAS&idnoticia_PK=289258&idseccio_PK=16&h=060320

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home