19 octubre, 2006

DECLARACION DE ITAJAI

FORO REGIONAL DE MASONERIA SIMBOLICA

DECLARACION DE ITAJAI

En la ciudad de Itajaí, Estado de Santa Catarina, República Federativa de Brasil, entre los días 6 y 8 de octubre de 2006, tuvo lugar el 1er. Foro Regional de Masonería Simbólica, organizado por la Gran Logia Arquitectos de Acuario (GLADA), y auspiciado por la Confederación Interamericana de Masonería Simbólica (CIMAS). El tema tratado en esta oportunidad fue "¿Cómo contribuye la Masonería al Progreso Social?". Los participantes, pertenecientes a varias potencias masónicas de la Región MERCOSUR y Portugal e invitados no masones, luego de la presentación de 21 Ponencias y enriquecedores debates, DESEAN EXPRESAR LAS SIGUIENTES CONSIDERACIONES:

1) El agradecimiento más sentido por la fraternal hospitalidad brindada por los Hermanos y Hermanas Francmasones de la Augusta y Respetable Logia Simbólica Mirach No. 37 del Valle de Itajaí, jurisdiccionada a la Gran Logia Arquitectos de Acuario (GLADA) de Brasil.

2) Los participantes consideran que la Masonería Liberal es una Institución que se funda en el sentimiento de fraternidad, que tiene como objetivo la búsqueda permanente de la verdad, el fomento del desarrollo intelectual y moral, y la responsabilidad cívica de sus miembros. Cree en la existencia de sociedades o Estados en vías de perfeccionamiento. Por ello pretende ser una factor activo de progreso, entendiendo por éste la constante superación del pasado, para emancipar al ser humano de la ignorancia, del dolor, de la esclavitud y de toda servidumbre material, moral y espiritual, y hacerlo participar de todos los beneficios que puedan proporcionar la civilización, la cultura, la tecnología y los descubrimientos científicos por medio de una organización positiva de la sociedad. La Masonería Liberal inicia y prepara a toda persona de buena voluntad que busque el perfeccionamiento de la Humanidad, sin discriminar por género, opción sexual, deficiencias físicas, raza, religión o concepciones metafísicas particulares, que no se opongan a sus principios. Trabaja por la construcción de una sociedad de mayor libertad, de mayor igualdad, tolerancia y solidaridad, dando a cada uno según sus méritos y virtudes, sean masones o no.

3) Por ello, en materia política sostienen que ésta se debe regir por la moral y la ética. La política debe estar regida por la búsqueda del interés y del bienestar general, y no estar al servicio de minorías que detentan la riqueza y el poder. Por tanto, sostienen que en esta construcción, es progresista todo lo que estimule la construcción humana, pueda verse reflejado o no en un índice económico. Su proyecto es, esencialmente, el de fomentar la dignidad para todos los hombres y mujeres que componen la Humanidad.

4) En este sentido, reafirman su adhesión a la democracia integral, política y económica, al pleno ejercicio de los derechos humanos, a la promoción de la educación pública, gratuita, obligatoria y laica, a la separación del Estado de toda fórmula de dependencia de cualquier concepción religiosa o filosófica, para asegurar la pluralidad de ideas y el respeto de la conciencia de los ciudadanos, y su férrea condena a la corrupción que gangrena el verdadero desarrollo social, que es aquél que fomenta la equidad.

5) Sostienen que para trabajar por el bien público, debe impulsarse una sociedad que sea sustentable en su propio desarrollo moral y ético. Por ello piensan que afianzar un sistema político realmente representativo de la voluntad popular, pasa por mejorar los sistemas electorales de manera que el control de los representados sobre los representantes sea más estrecho, haga a la política menos dependiente de los poderes económicos y se elabore verdaderas estrategias para formar ciudadanos esclarecidos que tomen los destinos de la política en sus manos. Por eso, es tan importante poner el acento en que la educación se enfoque en construir, a partir de la calidad de contenidos, ciudadanía y laicidad. Y a partir de ahí, el surgimiento de ciudadanos preparados para ejercer la política como virtud y no como conveniencia personal. Solamente una ciudadanía esclarecida, desde el punto de vista de los valores, derechos y obligaciones, logrará frenar el mal endémico de las sociedades latinoamericanas, que es la existencia de los demagogos y populistas que excitan a las masas comerciando con sus necesidades e ignorancia. Los ciudadanos deben recuperar el espacio público que por derecho les corresponde.

6) En particular, vista la situación de nuestras sociedades, y para ir remediando la misma, sostienen que hay que avanzar sobre situaciones concretas:
· Proyectar la Salud, la Educación y el Transporte desde un enfoque social.
· Tratar la demografía como una política de Estado de interés estratégico.
· Poner particular énfasis en la salud reproductiva, planificación familiar y contracepción, enfocado particularmente en el embarazo adolescente. Fomentar la maternidad y paternidad responsables.
· Combatir la violencia doméstica y sexual, como formas extremas de atentado a la dignidad humana.
· Respetar la diversidad cultural, étnica, de género y de opciones sexuales.
· Fomentar el consumo responsable y el respeto a todas las formas de vida que conforman el equilibrio ecológico de nuestro planeta.
· Evitar el agrandamiento de la brecha digital, y fomentar el pasaje a la sociedad del conocimiento.
· Realizar un gran esfuerzo de integración de los jóvenes, a través de estrategias inclusivas, de manera que sientan que están participando plenamente en la construcción social de su destino.
· Propender a alcanzar la meta de ingresos mínimos dignos para las familias, y una política previsional que haga de nuestros ancianos ciudadanos plenos.

7) La tradición humanística de la masonería nos hace ver los fenómenos humanos desde el ángulo de la universalidad, por ello, todo lo que fomente una conciencia planetaria y la unión de los pueblos, está dentro de nuestro interés y preocupación. Pensamos que todo lo que se avance hacia el afianzamiento de los organismos internacionales desde la óptica del bienestar de los pueblos y naciones, y por la paz mundial, es siempre bienvenido y cuenta con nuestro entusiasta apoyo. Sin embargo, vemos que frente a la globalización impulsada por el capital financiero y las corporaciones internacionales, no ha aparecido aún la respuesta de una mundialización de corte humanista. En este sentido pensamos que los organismos internacionales que representan a los gobiernos debieran completarse con entidades que representen a los pueblos. La sociedad internacional ganaría en democracia.
Por eso, no podemos dejar de manifestar nuestra inquietud por el severo deterioro que está sufriendo el proceso de integración regional y latinoamericano en curso. Y de buena manera pensamos que una parte del problema está en que ese proceso de integración se realiza desde la cúspide del poder y no desde el corazón del pueblo. En este sentido, sostenemos que la integración debe realizarse en el respeto e igualdad entre los estados grandes y los pequeños, e implicar a los pueblos en la construcción de una ciudadanía regional. Esto implica la creación de entidades políticas de corte parlamentario libremente electas para esa actividad específica.

8) La masonería trabaja respetando sus antiguas tradiciones, contribuyendo con sus ideales de servicio a la humanidad, y protegiendo el patrimonio ecológico de nuestro sistema planetario. Pretende alcanzar sus metas a través de la difusión de sus ideales, la prédica a través del ejemplo y la acción positiva de sus miembros sobre la sociedad difundiendo el conocimiento, uniendo las tradiciones espirituales no sectarias de la Humanidad al espíritu científico y luchando contra la ignorancia. Ella aspira a realizar estos fines dentro de la comunidad humana, por lo tanto, no fomenta la neutralidad de sus miembros en ninguno de los temas que atañe a la misma. No es órgano de ningún partido político, o centro de poder, pero agrupa en su seno a hombres y mujeres dispuestos a impulsar la justicia y la paz entre los hombres y los pueblos, buscando el progreso del género humano, obstaculizado constantemente por la ambición, la ignorancia y la superstición; y en esta misión no se cree exclusivista, sino que une sus esfuerzos con quienes converjan en visiones similares. En este camino, la Francmasonería es optimista, porque cree en la infinita capacidad de autoperfeccionamiento de los seres humanos, e impulsando estos ideales, ella contribuye a la liberación de los hombres y mujeres de este mundo que buscan construir su propio destino y encontrar la felicidad.

Itajaí, Sta. Catarina, Brasil, 8 de Octubre de 2006

Links to this post:

<\$BlogItemBacklinkCreate\$>

0 comments:

Publicar un comentario

<< Home